Danzas Sagradas

Cada posición del cuerpo corresponde a un cierto estado interno y, por otro lado, cada estado interno corresponde a cierta postura. Un ser humano, a lo largo de su vida, tiene un cierto número de posturas habituales que va adoptando sin reparar en lo que se encuentra en el medio.

G: “Tú has visto nuestros Movimientos y Danzas. Pero todo lo que has visto es la forma externa, la belleza, la técnica. Pero no me gusta la parte externa que ves. Para mí, el arte es un medio que sirve para el desarrollo armónico. La idea subyacente en todo lo que hacemos es hacer lo que no puede ser hecho automáticamente y sin pensamiento. Las gimnasias y las danzas comunes son mecánicas. Si nuestro objetivo es un desarrollo armonioso del ser humano, entonces para nosotros las Danzas y los Movimientos son una forma de combinar la mente y el sentimiento con los movimientos del cuerpo, manifestándolos juntos. En todas las cosas, tenemos el propósito de desarrollar algo que no puede ser desarrollado directamente o de forma mecánica y que interpreta al ser total: mente, cuerpo y sentimiento. El segundo propósito de las danzas es el estudio. Ciertos Movimientos contienen una prueba en ellos, un conocimiento definido, o ideas religiosas y filosóficas. En alguno de ellos, se puede incluso leer una receta de cocina para preparar algún plato. En muchas zonas de Oriente, el contenido interno de una u otra danza está ahora casi olvidado, aunque la gente continúa danzándola simplemente por hábito.  Por lo tanto, los Movimientos tienen dos objetivos: el estudio y el desarrollo.”

Tel: 605 52 50 28 (Lunes-Viernes)      info@cuartocamino.es      Calle Hermosilla 147, bajo 3 - Madrid